lunes, 26 de marzo de 2012

La nueva tecnología que invadirá las tiendas ¿un nuevo mundo feliz?

¿Y cuál es? Para averiguarlo podéis leer el artículo que recientemente he publicado en el semanal S Moda al respecto:

¿Qué ocurriría si eres un creador de moda y tu próxima colección verano 2012 es robada en el tren que la traslada dejándote sin presentación a prensa en Europa? La respuesta la tiene Marc Jacobs, víctima del robo, pero lo que parece desconocer es que se habría evitado si hubiese confiado en la última tecnología en boca de todos, la RFID.

La RFDI o Radio Frecuencia por Identificación transmite la identidad de un objeto mediante ondas de radio permitiendo identificar mercancías a distancia sin que haya contacto físico ni visual, rastrear el traslado de prendas de un país a otro, tener información inmediata del stock acumulado en los almacenes y agilizar la compra con cajas autocobro que identifican los artículos a distancia. Una auténtica revolución gracias a una simple pegatina que sustituye al código de barras y ahorra costes y tiempo a las empresas textiles y molestias a los compradores.

ASOS-AW-2011-Accessories-Guide-050911-8

 

Algunos empresarios avezados ya la han descubierto y utilizan, como los americanos Wal- Mart y Macy´s y los alemanes Metro mientras en España el pionero ha sido El Corte Inglés, quien se sirve de ella para la carga de sus camiones en su centro logístico de Valdemoro, no en tiendas.  Otros como Mango lo tienen en periodo de prueba, como así me han confirmado desde la firma. Y el gigante Inditex, que no ha dicho ni mu al respecto, ya lo utiliza en sus complementos ¿os suenan las pegatinas rojas con una antena de sus zapatos?

6a01053610d3e6970b0120a6630ff9970c

¿Estamos ante un nuevo mundo feliz del sector? Lo parece, pero como en el mundo de Huxley la felicidad a veces es aparente. Eso es lo que gritan las voces en contra de este ojo que todo lo ve. Así es algunos lo consideran una invasión de la intimidad del comprador.

La polémica surge de la pregunta: ¿qué ocurre con estas etiquetas cuando el consumidor sale de la tienda? La etiqueta puede quitarse, si el cliente sabe cómo, pero el Wall Street Journal pone una pega: se pueden quitar, pero no se pueden desactivar y son rastreables. Todo ello permitiría  que cualquier persona con una antena de alta ganancia podría saber lo que contiene una casa.

P1030144

Las preocupaciones sobre la privacidad son válidas, pero sus beneficios van mucho más allá de cualquier preocupación, sentencia Sanjay Sarma del Massachussets Institute of Technology , una de las máximas autoridades mundiales en esta tecnología.

Ahora falta que quien sentencie sea el comprador cuando esta tecnología se haga masiva, lo que parece ocurrirá en breve.

Un besazo

2 comentarios:

maba dijo...

yo creo que ya estamos todos híper controlados..

pero, por otro lado.... desaparece una niña y es imposible encontrarla.. sé que no tiene nada que ver ni es moda pero son esas incongruencias del "mundo feliz" que me sorprenden (y disgustan)

besos guapa!!

Ana dijo...

¡Qué pasada!, no conocía el tema y me parece interesantísimo. Besos.