viernes, 15 de marzo de 2013

La casa perfecta para Carrie Bradshaw si no se hubiera casado con Big

Osea, para cualquier menda lerenda que no tenga un maromo a su vera. Y es que nadar en este océano de rosas, joyas de la decoración y exquisito sentido estético no creo que sea del gusto de ningún maromo, varón o macho, y si lo es preocúpate.

Como siempre su descubridora es vintage and chic, mi guía para no tardar mucho tiempo cuando quiero hacer un apañito aquí y allá de la casas.

Esto es una delicia y casi mejor que me callo.

 

cocina con arañas cristales

 

cocina rincón desayunos mesa tipo tulip banco antiguo

 salón paredes rosa pálido aparador años 50  cocina encimera marmol blanco grifo cobre  detalle bandeja antigua espejo dorado jarrón blanco flores puertas negras tiradores cabezas leon

¿Y sabeis porque me he acordado de Carrie Bradshaw? POrque yo, que tanto he criticado y vapuleado la pinta que tenía la precuela de Sexo en NUeva York, Los Diarios de Carrie, me he tragado la primera temporada enterita, sin empacharme y con mucho gusto.

¡Es deliciosaaaaaaaaaa! nunca creí que lo diría y su protagonista adorable. Lo mejor, cómo rememora los 80, que yo no viví porque era una enana pero lo hacetan bien y con una música tan estupenda que todos recordamos y añoramos.  No lo dudéis ¡¡¡corred a verla!!! Otro día os diré porqué.

 

Un besazo

3 comentarios:

Anita Patata Frita dijo...

Ups esto si que no me lo esperaba esta buena crítica a la serie jajaja.

Me encanta el piso, entero!!!

ELiNiLLA dijo...

Aix... si tuviera suficiente dinero suelto, me haría con un pisito para mi sola, y el otro para estar con mi marido. Vaya tela nos está costando en ponernos de acuerdo para la decoración jaja

Feliz finde, Eli
Sortealia, entérate de todos los sorteos

Espero quetedulce dijo...

Me encanta tu estilo, tu blog y no me perdia nunca sexo en nueva york, yo tambien tengo un blog muy diferente, pero aún así desde mi modestia te he dado un premio, lo puedes ver aquí:
http://esperoquetedulce.blogspot.com.es
Un saludo!