jueves, 25 de abril de 2013

El altísimo precio que se paga por el low cost

1366789894_0
No soy una fan del low cost, lo confieso, es imposible serlo si te dedicas al sector, como lo hacen 400.000 personas sólo en España.
Mis razones, muy muy resumidas:
- Las firmas, marcas y empresarios están haciéndose de oro, literalmente, con el trabajo de otros. Las copias y los clones, que es lo que es.
- Lo que es más grave, lo hacen gracias a pagar de una manera mísera a sus empleados, sus preveedores y sus costes.
- Todo ello está hundiendo el sector de aquellos que no pueden o no quieren competir en el vergonzante hecho de lograr tus productos mucho más baratos, y sin embargo con muchísimo más margen de beneficio a costa de todo ello.
- La conciencia colectiva con respecto a la moda ha cambiado a muchísimo peor. Unos pantalones de 40 euros, un top con lentejuelas a 50 o unos zapatos a 60 son considerados caros entre la población. El sector se ha convertido así en chabacano, los compradores en ignorantes y las cifras en insultantes: es imposible hacer un top de lentejuelas o un zapato en piel por 50 euros a no ser que lo hagas en China, pagando una miseria, a niños y con calidades ínfimas.
Empresas que facturan 6.000 millones de euros ponen a menores salvadorenos a coser 80 camisetas por hora a cambio de 10 euros diarios
El 90 % de las prendas de vestir de ultima moda se fabrica a precios irrisorios en algunas de las zonas de libre comercio del sudeste asiatico, America Latina o el este de Europa. En las llamadas fabricas de sudor trabajan millones de mujeres y niños en jornadas de entre 60 y 84 horas semanales por un sueldo que no suele sobrepasar el 0,4% del precio de venta del articulo, segun denuncia Campana Ropa Limpia, una ONG presente en 10 paises europeos, entre ellos España.

¿Quieres más? Lo encontrarás en el libro negro de las marcas
Todo ello lleva a cosas como las que han ocurrido hoy: 170 muertos en una fábrica en Bangladesh que fabricaba para Mango y Primark
Por favor, seamos más responsables y conscientes de la situación.

6 comentarios:

Anita Patata Frita dijo...

Es muy fuerte sí, pero yo compro en estas tiendas, no todo pero si los caprichos temporales, las cosas que me merecen la pena no, pero todo lo demás sí, y me hace un buen apaño no lo puedo negar, es una lucha contra mi propia moral... Que difícil veo dejar de comprar en esas tiendas, pero si te lo propones se puede eso no te lo niego porque hay mil sitios donde comprar que no son ellos pero ya supone más búsqueda y más pasta, al menos en un principio es lo que "todos" pensamos.

Ana dijo...

Qué razón tienes. Es realmente triste y vergonzante las condiciones laborales a las que está sometida esa pobre gente. Niños, mujeres....
Besos.

Ana dijo...

Qué razón tienes. Es triste y vergonzante las condiciones laborales a las que está sometida esa pobre gente. Niños, mujeres...
Besos.

Lydia Sanchez Sanchez dijo...

Hola Andrea,

Leo desde hace tiempo tu blog y con esta entrada no estoy deacuerdo, por ello he comentado lo que opino al respecto de lo que indicas en mi blog.

http://unmundomasalla.blogspot.com.es

Un saludo

Lydia Sanchez Sanchez dijo...

Hola Andrea,

Leo desde hace tiempo tu blog y con esta entrada no estoy deacuerdo, por ello he comentado lo que opino al respecto de lo que indicas en mi blog.

http://unmundomasalla.blogspot.com.es

Un saludo

Rico dijo...

Puff...
¡Vaya huevos/ovarios los tuyos!
Mejor miraremos todos para otro lado porque cuando veo una falda se me olvidan los chinos...Luego me compadeceré de una niña que pide y ...ya soy buena!
Todo es hipocresía...todos lo somos...
Cuidado bonita porque te metes en un jardín que te puede costar caro...Los que lo hacen son muy fuertes y no les gusta nada que se lo digan...Ya ves como en los super periódicos independientes de uno y otro lado no sale nada.
Mejor dedícate a hablar de que se llevará en el verano 2014 y déjate de lios que nadie te lo va a reconocer