martes, 12 de noviembre de 2013

Otro paso gigante para ser Blake Lively: ser Mademoiselle C

blake-lively-yearbook-young-2001-photo-GC

Ya os he hablado de cómo todas podemos ser, sin ninguna duda, Blake Lively. Sigamos con dicho objetivo en mente.

En el post de hoy me va a ayudar Carine Roifeld quien recientemente ha dado sus 6 claves en el arte de vestirse en su documental Mademoiselle C.

Estoy bastante de acuerdo con muchas de ellas, y eso que hay muchas cosas que hace y dice con las que no estoy de acuerdo, pero esto que ha escrito no es son baladí. No en vano, y para quienes tengáis poco tiempo para este arte de leer blogs, os resaltaré en letra más grande lo IMPRESCINDIBLE.

5-sarah-jessica-parker-as-diana-vreeland-bazaar-march-2009-de-53624312_picnik

Demuestra tu personalidad. “En plena globalización, las tendencias son mundiales, así que es importante aproximarse a lo que la moda te ofrece desde tu punto de vista: sé tú misma en medio de todo ello. Mis amigos diseñadores siempre quieren cambiar mi estilo y darme las prendas que tengo que llevar, pero les digo que no. Para mí es fundamental que mi forma de vestir sea fiel a mi carácter fuerte. La mujer siempre es más importante que la ropa”.

2. Sé fiel a lo que te sienta bien. “Me he vestido de la misma forma durante los últimos 20 años, en los que sólo he modificado el largo de mi falda. Un estilo consistente demuestra confianza en uno mismo y saber lo que te sienta bien ahorra mucho tiempo a la hora de elegir qué ponerse. Solo tengo una personalidad fashion, que describiría como sobria y casi clásicamente parisina. También es importante tener sentido del humor a la hora de vestir, así que añado un toque a mis outfits. Mi camiseta con dibujo de Bambi de Givenchy es una de mis piezas favoritas".

marynamissdiorcherie02tds9

3. Resalta tus puntos fuertes. “Busca lo que más te gusta de ti y acentúalo. En mi caso, las cejas y las piernas son mis puntos fuertes. Me gusta llevar los ojos maquillados en negro para que la atención recaiga en ellos, y en mi armario hay sobre todo prendas ajustadas. Con mis ojos negros, mi ropa negra y mis piernas delgadas, mi estilo puede parecer bastante rock’n’roll.”

4. No compres prendas de tendencia. Invierte solo en lo que te gustaría conservar para siempre. Es importante considerar las tendencias como lo que son: un juego. Creo que invertir en una prenda que sienta bien es más interesante que comprar una locura pasajera. Mi vestido con animal print de pantera de Azzedine Alaïa es una de mis piezas preferidas y me sienta a la perfección. Las prendas negras son toda una inversión, aunque los colores también tienen un sitio en mi armario,nunca los mezclo: mis outfits son todos negros, todos blancos o todos kaki."

5. Elige piezas con carácter. “La palabra ‘comodidad’ no forma parte de mi vocabulario fashion. Pierdes actitud cuando te sientes demasiado cómoda, por ese prefiero llevar prendas que tengan alguna ‘arista’. Creo que mi combinación de encaje es más sexy que relajante, y siempre tengo en mente esa sensación cuando la lelvo debajo de mi ropa para un ‘fitting’ o para ir de compras.”

 

tamara_de_lempicka_shop_fridge_magnet_set

6. Vístete de los pies a la cabeza. "Mi secreto a la hora de peinarme y de maquillarme es 'cuanto más desordenado mejor'. Para mí es fácil porque no veo bien sin gafas. Nunca me pongo demasiado bien el eyeliner por la mañana, por lo que normalmente parece emborronado. Creo que resulta sexy, mejor cuanto más se acerca la noche. Y el pelo desordenado aporta un cierto toque juvenil al look. Como cualquiera, intento esconder los signos de envejecimiento a medida que me hago mayor, aunque respetando mi edad”

Hoy te aplaudo Carine, me encantan tus consejos.

Feliz día

5 comentarios:

Rico dijo...

Me ha gustado mucho lo de "pierdes actitud cuando te sientes demasiado cómoda" Lo creo sinceramente. Es bueno que algo te recuerde lo que pretendes ser y lo que quieres parecer. Actuar como si lo fueras y acabarás siéndolo. Siempre con pretensiones abarcables y creibles, pero siempre proyectando esa imagen que quieres de tí, y algo incómodo te lo recuerda, Ojo, incómodo pero soportable.

Rico dijo...

Me ha gustado mucho lo de "pierdes actitud cuando te sientes demasiado cómoda" Lo creo sinceramente. Es bueno que algo te recuerde lo que pretendes ser y lo que quieres parecer. Actuar como si lo fueras y acabarás siéndolo. Siempre con pretensiones abarcables y creibles, pero siempre proyectando esa imagen que quieres de tí, y algo incómodo te lo recuerda, Ojo, incómodo pero soportable.

DIARIO DE UNA ESTILISTA dijo...

Muy a mi pesar Rico, yo tb estoy de acuerdo. Y eso que la comodidad me pierde.

Ana dijo...

Puedes estar cómoda a la par que sexy, chic y no sé cuantas osas más, pero sin relajarse mucho.
Carinne, esa mujer espectáculo nos muestra sus secretos estilísticos olalaa!! Besos.

Ana dijo...

Puedes estar cómoda a la par que sexy, chic y no sé cuantas osas más, pero sin relajarse mucho.
Carinne, esa mujer espectáculo nos muestra sus secretos estilísticos olalaa!! Besos.