viernes, 8 de noviembre de 2013

Te apuesto un millón a que puedes ser Blake Lively

Hoy te lanzo una apuesta, querido lectora. Te apuesto que puedes ser Blake Lively, tener su belleza, su cara, su estilo y su ropa. ¿Qué me dices?

Entiendo que quieres apostar, que lanzas un billete grande al aire. crees que no tienes ni su pelo, ni sus dientes, ni su belleza ni su estilazo.

Ahora mira esto:

blake-lively-yearbook-young-2001-photo-GC

¿acaso tu foto del colegio era peor que esto?

Young-Photos-002

Como ella, como todo, la cuestión es ir conociéndose e ir refinándose.

 

Así que hoy voy a comenzar con tu armario. Toma nota:

Ya sea un vestidor a lo Beverly Hills o una cajita de cerillas en la que difícilmente tendría cabida algo más, haz que adentrarte en él no sea un martirio sino un placer. Adórnalo, ilumínalo con luces, decóralo con imágenes de moda, o recortes de estilismo que te gusten, píntalo, cuelga de él un espejo con luces

forichon137-d0aa1

A sus órdenes mi capitán

Ordénalo. Que estén colgadas todas hacia el mismo lado y clasificadas por tipo de colores, de prendas o de estilos. De ese modo tendrás a la vista todas las opciones.

Nueva estrategia de shopping

Y ¿nunca has pensado que ir de shopping en tu armario es igual de divertido? Y lo que es más importante ¿por qué cada temporada nos compramos ropa que sale ya a borbotones y un día tras otro tenemos esa sensación de no tengo nada que ponerme? Pues aqui tienes las claves del porqué y del cómo solucionarlo.

4 partes de arriba y cuatro partes de abajo no hacen 4 estilismos sino el triple o cuatro veces más. La clave está en que todas esas prendas casen unas con otras. ¿Y por qué no lo hacen en la mayor parte de los casos? Porque no planificamos nuestra jornada de compras y en lugar de tener claro la parte de arriba que necesitamos y nos va bien con 6 de las partes de abajo que tenemos, un martes cansadas de la oficina, salimos de shopping a lo cocodrilo dundee y cazamos la primera prenda que nos entra por el gusto. ¿Hemos pensado que quizás no encaja con nada de lo que tenemos?

hat%2Bcollection%2B-%2B2

Comienza la guerra fashionil

Una vez que hayamos conseguido evitar la manía antes mencionada, comencemos por la parte táctica de la guerra fashionil.

Tira. Toda revista de moda que se precie utiliza este término con mucha ligereza. Pero yo os diría !no tiréis nada! ¿no véis que todo regresa?

Que empapelen al Harpers Bazaar que te dice que tires los vestidos ad lib del pasado verano, porque dentro de 3 primaveras te dirá lo contrario. Eso sí, pide clemencia a tu madre, tu familia o tu tía la soltera para que sus armarios acojan en su seno toda esa retahíla de prendas que están demodé.

Guarda: consecuencia lógica de lo anterior.

bakery-bluebra

Click, clack

¿Cómo? Tira sobre la cama todos los conjuntos que se te ocurran, incluídos zapatos, accesorios y bolsos. Hazles polaroids y pégalas en las puertas de tu armario . Para una mayor claridad las puedes clasificar en trabajo, fin de semana, fiesta etc

3 comentarios:

luyluk dijo...

Me parece que en esas "fotos de colegio" está más guapa de lo que la pintas.

Que muchas de las famosas pierden sin maquillaje, sin sus ropas y sus lujos, no lo dudo, sin embargo la mayoría siguen siendo guapas, aunque de forma más humana y menos perfectamente irreal.

Rico dijo...

Está mona, pero nada que ver con ahora.
Los consejos de armario están muy bien, pero llevan mucho curro...Lo de guardar la ropa infinitamente hasta que vuelva te hará ahorrar pasta en el futuro, pero llegará un momento en que no podrás llevar nadie a casa je je. Yo soy más de tener sólo lo que me pongo porque luego se me olvida lo que tengo guardado.

DIARIO DE UNA ESTILISTA dijo...

Hola Luyluk
Si, en la segunda está estupenda pero en la primera... ¿quién podría adivinar que sería imagen de Gucci? Creo que cualquiera de nosotras lucimos mejor en las fotos de esos años. Pero ha sabido inventarse, mejorarse y crearse un estilo. Y la aplaudo por ello.