viernes, 13 de diciembre de 2013

Funny & Fashion Friday: Desayuna con Audrey y come un croissant frente a Tiffany


1603
Cuando eres niña sueñas con ser Nancy, Barbie o Supernena, según la década correspondiente, pero a lo largo de los años y en una especie de extraña coincidencia mitómana, todas, o casi,  las mujeres del mundo pasamos a admirar a Audrey Hepburn.
¿Por qué de esa fascinación por la Hepburn? ¿Se trata de ella o más bien de su personaje en Desayuno con diamantes? película en la que por cierto participaba un personaje conocidísimo de la vida pública española.
batscreen662
Dicen de él que estuvo a punto de casarse con ella, que ella le consiguió el papel de millonario rico en Desayuno con diamantes y según yo misma he leído este verano en su biografía, con la que me lo pasé pipa, fue invitado inicialmente a quedarse en casa de los Ferrer (Audrey y su marido Mel Ferrer) pero a los tres días tuvo que escapar debido al hambre que pasaba con la dieta de los Ferrer. Se trata de José Luis de Vilallonga, o millonario brasileño en el film.
1604
Todas adoramos a Audrey Hepburn. Seguramente lo que ocurre es similar a lo acontecido con  Sarah Jessica Parker o las Gossip:  hemos extrapolado personajes elegantes, vestidos como nadie, un tanto excéntricos y con vidas soñadas, a las actrices que los interpretan y en ese trono las hemos aposentado.
1606
Sin embargo Audrey Kathleen Ruston, más tarde llamada Edda van Heemstra Hepburn-Ruston y más conocida como Audrey Hepburn, era más que una cara bonita y un cuerpo longilíneo.
“La gente, incluso más que las cosas, tiene que ser restaurada, renovada, reavivada, recuperada y redimida: nunca eches a nadie.” — Audrey Hepburn
1609
Hablar de la bella Audrey era hablar también de su elegancia, porte, sonrisa y también delgadez,  según unos sólo comía ensaladas y yogures, incluido José Luis de Vilallonga  aunque según su hijo Sean Hepburn era amante de la comida italiana, de la cual tenía estupendas recetas. publicadas en una biografía.
1607
Me tomó la mano… bueno, como una princesa, y me deslumbró con esa sonrisa que Dios diseñó para derretir el corazón de los hombres mortales“.Así recordaba el fotógrafo el momento en que se cruzó en su vida la Hepburn.
1610
Por favor, yo también quiero ir al super con un cervatillo y ese look que más tarde haría suyo Jackie Onassis.
1611
¿Quieres más?Compra este viernes  el libro de Melissa Hellstern “Cómo Ser adorable según Audrey Hepburn”  a medio camino entre la biografía y el libro de autoayuda. Una recopilación de textos aparecidos en la prensa internacional a través de los cuales descubrimos los pensamientos de la actriz desde su adolescencia en tiempos de la II Guerra Mundial hasta sus últimos días dedicados a tareas humanitarias.
Y de remate, la biografía de Vilallonga, te sorprenderás.
Feliz fin de semana

2 comentarios:

Ana dijo...

Grande Audrey!!

Rico dijo...

Es curioso lo de José Luis de Vilallonga. Luego escribió la única biografía autorizada del rey. Era polifacético. Actor, escritor, vividor...Interesante personaje.
Audrey es ya un icono de moda y elegancia.