jueves, 24 de abril de 2014

Los 10 mandamientos de lo que hacer y lo que no a partir de los 40 tacos

   50j

Aunque una no es nadie para decir esto sí, esto no, hay cosas que se pueden recomendar. Ya os hablé en su momento de lo que no deberías hacer a partir de los 30 tacos, pero si ya has superado los nuevos 30 (que ahora son los 40), estos son algunos consejitos que me habéis pedido alguna de vosotras.

50k

-No cometerás actos impuros. Te darás cuenta de que en maquillaje menos es más y lo que importa es tu piel, resguardarla del sol con SPF y limpiarla.

-Honrarás a tu padre, tu madre y tu armario. Te darás cuenta de que la ópera que escuchaba tu padre no es ningún aburrimiento y que los abrigos de Armani que tenía tu madre son la mejor inversión (no los de Stradivarius de tu sobrina).


 IMG_1160640x480_thumb2

-Santificarás las fiestas. Los taconazos imposibles ya no serán tan chachis y te ocurrirán dos cosas: o llevarás a todos los lados unas bailarinas en tu bolso o te darás cuenta de que unos tacones medios y anchos son lo mejor.
Estos, de mi firma www.andreamilian.com

-No desearás la ropa de la prójima. Especialmente si esta tiene 20 años, ¡ sólo la que te sienta bien !
¿Quién dice que unos pantalones con pata de elefante no son para ti?. Pero te darás cuenta de que la mejor combinación es con una camisa blanca, no con una camiseta de Jim Morrison.

-No tomarás la calidad de la moda en vano. Te darás cuenta por fin de que el low cost es para muy pocas ocasiones, los zapatos chinos para la basura y el maquillaje baratero para otras.

- No tomarás los consejos de otros en vano (ni en serio) No harás caso a recomendaciones como estas que he encontrado por ahí: Los pantalones y chaquetas de cuero, minifaldas, pantalones vaqueros de baja altura, bikinis, capris y camisas sin mangas son ejemplos de prendas que ya no has de lucir. Los skinny jeans o vaqueros rotos también es mejor dejarlos para los adolescentes.
Tienes 40 años, Ya nadie sabrá mejor que tú qué llevar y qué no.


50

- Santificarás tu cuerpo y tu elegancia. Te darás cuenta de que los pitillos blancos ajustados ya no molan (a no ser que seas Elle MacPherson)

-Te amarás a ti misma sobre todas las cosas. Has superado los 20 y los 30 y posiblemente te encuentras en la época con las ideas más claras, las emociones más a raya y la vida más feliz. Así que por último señalar que nadie mejor que tú sabrá decidir qué sí y qué no.

Que tengáis un feliz viaje a dicha década

2 comentarios:

Ana María López Rodríguez dijo...

Gracias por este elegante post. Nos has tratado a las taitantos con guante de seda. Y estoy de acuerdo contigo, con los años uno se va conociendo y es mejor la cara de alegría de pisar fuerte con esos zapatos adecuados cuando caminamos que moverse con dificultad y rictus de dolor sobre unos andamios. La madurez es conocerse, aceptarse y aún así quererse un montón. También hay aun placer maduro en decir "no" las cosas que no nos van.

Rico dijo...

Muy bueno.
Coincido con Ana María Rodríguez.
Sí existe ese placer maduro...